Toll Free (USA / Canada):
1-888-526-2230
Toll Free México:
1-800-335-3461
dia-universal-del-nino.png
noviembre 20, 2017

Día universal del niño

dia-universal-del-nino

Las Naciones Unidas designó al 20 de noviembre como el Día Universal del Niño. Es una fecha dedicada a todos los niños y niñas del mundo, para concientizar, principalmente, sobre la situación de los niños más desfavorecidos, dar a conocer los derechos de la infancia y destacar la importancia de trabajar cotidianamente por su bienestar y desarrollo.

Uno de los derechos más importantes de los niños es a la educación, la cual permite adquirir conocimientos y alcanzar así una vida social plena para el desarrollo económico, social y cultural de todas las sociedades.

La educación permite también transmitir principios comunes a las nuevas generaciones, conservando los valores en un mismo ecosistema, nuestro planeta. Es también una de las formas por medio de las cuales se puede romper el ciclo de la pobreza, que conlleva atraso socioeconómico y depredación del medio.

En este sentido, existe la educación ambiental, que en los niños es una forma de generar cambios de visión y de apreciación de la naturaleza, lo cual permite posicionar a los ecosistemas y cambiar su destrucción, fruto de comportamientos depredadores orientados por la búsqueda de beneficios particulares a corto plazo lo cual constituye uno de los problemas más preocupantes de la actual situación de emergencia planetaria.

En el proceso tendiente de apreciar la relación mutua entre el hombre, su cultura y el medio biofísico circundante, la educación ambiental permite la toma de conciencia de la importancia del ambiente y promueve en la ciudadanía el desarrollo de valores y nuevas actitudes que contribuyan al uso racional de los recursos naturales y a la solución de los problemas ambientales que enfrentamos en nuestra localidad.

Por eso es importante que en el Día Universal del Niño, uno de los derechos que se de relevancia sea por la educación y, en especial de la educación ambiental, pues  de la revaloración de los ecosistemas y los recursos naturales, se puede esperar el uso sostenible para las presentes y futuras generaciones.